sábado, 21 de febrero de 2015

¿Cultura o mafia del libro en Honduras?

Lo que reproduzco a continuación fue tomado de Sinalefa - Pequeñas estaciones; la autora del blog nos explica que a su vez ella reproduce un correo que ha circulado anónimamente en internet. Cualquiera que haya estudiado en la UNAH o haya tenido a sus hijos, hijas, otros familiares o amistades cursando las clases de Español, sabrá que lo se denuncia es cierto y nada nuevo. La única autoridad que en su momento trató de detener el lucro personal indebido de algunos docentes fue el exComisionado Universitario Andrés Pérez Munguía, quien logró que el Consejo Universitario aprobara una reglamentación especial; sin embargo, han transcurrido cuatro años desde entonces y las cosas siguen exactamente igual, sin que las autoridades llamadas a aplicar la nueva reglamentación hayan hecho absolutamente nada. Descargar el Acuerdo Especial del Consejo Universitario para la certificación de la calidad de libros y materiales de estudio

Aquí lo que expresé sobre el tema en mayo de 2013, en un conversatorio difundido por la televisión universitaria: La cultura del libro en Honduras

Lamento que en la colada vayan nombres de personas que tienen sus propios méritos. Este blog está abierto al derecho a la defensa.

 ****

"La mafia del libro en Honduras"

Una persona que se denomina "Alumno indignado" ha hecho circular un correo desde hace varios días. Ha sido tal elboom que la noticia se difundió por La TribunaSabemos que esto es cuento viejo, que ya viene desde hace años, pero no está de más que se mencione. De hecho, sospecho que el correo no es reciente o la persona no se ha actualizado, porque hay datos que ya han cambiado, como ser "los más de 20 libros publicados" de Nery Gaitán, que como sabemos, ahora son 30. Lo copio LITERALMENTE (con puntos, comas y errores ortográficos incluidos), y aclaro esto para evitar problemas con las personas que ahí se mencionan


Foto: Captura del correo que llegó a mi bandeja

La corrupción en  Honduras es como el pan nuestro de cada día y aunque la colectividad está en contra de estos actos de corrupción, la gran mayoría no levanta su voz para protestar, aunque directamente el puñal de la corrupción nos esté rompiendo más y más nuestros bolsillos. Hoy es necesario tocar un tema que por muchos años solo se ha escuchado en susurros dentro de las instituciones de educación de nuestro país. ¿Existe en realidad una mafia del libro en un país dónde ni siquiera el 1% de la población es lectora? Sí, y no necesariamente se necesita de un público lector para que éste mal árbol de sus frutos. Ahora pasaré a contarles cómo funciona este oscuro negocio y las cifras que da. El mayor centro de enseñanza en el país es la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en esta universidad que alberga a más de 78,000 estudiantes a nivel nacional, entran en cada parcial a lo menos 5000 nuevos alumnos y de estos el 90% matricula la clase de español general. Es en ésta clase en donde ésta mafia mueve sus hilos para hacer que las y los estudiantes caigan en la trampa de la “educación”. A estos estudiantes se les pide a lo sumo que compren de 3 a 4 libros de literatura por cada trimestre, como es de suponerse en una universidad pública y en dónde la mayoría tiene un presupuesto limitado para comprar estos libros, hay unos 700 alumnos que no compran el material, aunque esto incida negativamente en su índice, ya que la mayoría de maestros de esta materia,  obligan al alumno a hacerse con los libros,  ya que por cada libro comprado y “sellado” o “revisado” por el maestro, al alumno obtiene entre 10 y 15 puntos oro. 

Entonces ¿Por qué si la universidad nacional promueve tantos libros de lectura entre los estudiantes, se lee menos y menos cada vez? La respuesta es sencilla; cuando a alguien le obligan a comprar de tres a cuatro libros que cuestan entre 150 y 200 lempiras y que además tienen una pésima edición (fotocopias mal empastadas) y sumando a eso, son de muy pobre calidad literaria y nada atractivos para la lectura. ¿Creé usted que luego de llevar esta materia,  se habituará a visitar por lo menos de 3 a 4 veces al año la librería más cercana para no dejar de lado ese hermoso hábito que es leer? No. Seguramente usted tendrá pesadillas en las cuales los libros son una estampida de murciélagos que se lanzan sobre usted para chuparle la sangre. 

¿Y quienes son los culpables de cavar este hueco en donde año por año se siembra la ignorancia y se abona con el repudio hacia la literatura? Tres son las cabezas principales de esta gran estafa, pero hay otros que queriendo ser cabezas también aportan con su grano de arena para que este mafia siga creciendo. Galel Cárdenas, Jorge Luis Oviedo y Nery Alexis Gaitan. Sin embargo Gaitán presumió en una entrevista que su segundo libro ya había alcanzado los 100,000 “lectores”, lo que él olvidó decir en la entrevista, es que esos “lectores”, fueron obligados a leerle en alguna clase de español. Ahora imagine usted que él tiene más de 20 libros publicados, y que por cada libro vendido su ganancia mínima es de 90 lps, aun con el pago que recibe cada maestro del departamento por colocar dicho libro. Entonces multiplique usted 90 X 100,000…  y eso le da la hermosa cifra de NUEVE MILLONES de lempiras de ganancias netas y solo con la venta de su segunda edición, ahora imagine usted que Nery Alexis en el tercero en la lista de los más vendidos. Y ya que en el campus UNAH-VS no les gusta la competencia, Mario Gallardo y Geovani Rodríguez, también hacen la lucha estafando a los alumnos y contaminándoles de textos creados por el mismo Rodríguez, textos que si el alumno tiene la mala suerte de llevar en la clase de español y a la vez en la de redacción de textos, tendrá que comprar dos veces aunque se utilicen los mismos para ambas clases.  Es necesario que se haga algo y parar este mal que hace muchos años viene siendo otra piedra de tropiezo en la mala educación de nuestro país, es necesario que no se siga jugando más con el bolsillo del estudiante de las universidades públicas, (ya que dicen que la universidad pedagógica no está libre de pecado) y que así, maestros  y maestras sin escrúpulos que le quitan al estudiante en vez de darle, sean puestos en la mirada pública para que sean enjuiciados por robar, no solo el dinero de miles y miles, sino que también, por afectar su educación, uno de los derechos por el cuál nadie debería de pagar. 

Firma: Un alumno obligado a leer a Lety Elvir y que ahora padece de bibliofobia

 P.D !Comparta!Si usted sabe que esto es muy cierto y ha sido parte o no de este circulo vicioso en el que el estudiante es el único que ha perdido en esto. !Por favor comparta!, no deje que la estafa siga y si usted no tiene hijos en las instituciones públicas, hágalo por los hijos de sus amigos o familiares que estudian en ellas y siguen siendo víctimas. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

USTED CREE QUE LAS AUTORIDADES NO SE DAN CUENTA DE LO QUE PASA, DEBERIAN DE INVESTIGAR TAMBIEN AL DEPARTAMENTO DE MATEMATICAS.

Gustavo Campos dijo...

Haré la segunda parte.